Lugares para descubrir

Olvídate del miedo y pasa por este puente. No es para tanto. Aunque moverse, se mueve
Ya van para 13 años la primera vez que visité Torrenueva Costa. Me horroricé.
Acostumbrada a veranear en Almuñecar y visitar pueblos de costa encantadores en España,
Francia y Portugal. Aquel trozo de carretera de Almería rodeada a ambos flancos de casas
ruinosas a cual más fea , con alguna honrosa excepción, me pareció de lo peor que había visto.
¡Quien me iba a decir que con el transcurrir de los años, se convertiría en uno de mis lugares
favoritos de la Costa de Granada!

Por no meter dedos en consideración a la motrileñería de mi marido, familia política y amigos,
no diré las sospechas que tengo de por qué creo que Torrenueva Costa se ha dado la vuelta de
calcetín sucio a calcetín casi inmaculado.
Y es que hay que ver cómo han mejorado sus playas, su limpieza y la implicación de las
personas que trabajan para que cada año luzca más bonita y equipada.
Espero que gracias a eso y no por eso, no pierda ese sabor de maruja come pipas en la playa o
en el poyete a la caída de la tarde con o sin paso posterior en busca de la leche rizada , el
cucurucho de pescado frito o la última en el cerezo a hacer crick crack con esas gambitas fritas
que bien merecen conseguir a cambio de pedirte una bebida , la que sea , menos un vasito de
agua, por favor.

Si aún no lo sabes, aquí en Graná , mejor o peor, con la bebida va tapita de regalo. Hay quien
cena a base de la tapita. Más bien se va contento versus contenta a la cama y con las tripas un
poco empringadas.¡ Pero a ver!, a caballo regalado…..
En fin, que Torrenueva Costa tiene además de ese espíritu, un afán por ver que hace cada año
de mas para sorprendernos. Y este año le ha tocado regalarnos el puente colgante como parte
del paseo que monte arriba cual cabra (de hecho las hay de las de verdad, de las montesas,
vamos ,de las salvajes) une la Playa Urbana y el Faro Sacratif.

La verdad es que el puente no tiene más función que dar un toque a todo el conjunto pues une
dos puntos no muy distantes que ya están unidos de forma paralela por el camino. Pero queda
mono y hay que pasarlo. Por la sensación y como no, por la foto. Además, las vistas son
magníficas y aquí en el puente se puede sentir con más fuerza ese eco profundo del mar al
golpear las cavernas horadadas allá abajo. Es además un puente efecto Indiana Jones con su
meneíto natural incorporado. Y ya como colmo para los vertiginables ¡Hasta tiene una parte de
cristal para que te dé más miedo! Bueno, si no tienes vértigo, miedo miedo no da. Pero es
chulo ver a través del cristal lo altito que estas y el peñazo que te pegarías si se abriera bajo tus
pies.

Saliendo del puente, te incorporas de nuevo al camino donde seguir disfrutando de la
perspectiva que da contemplar el pueblo y la costa que va hacia Nerja. Una sábana inmensa
de azules cambiantes según el día, que besa en círculos la formas redondeadas de esta costa.El puerto de Motril y su Melillero yendo y viniendo.

Los barquitos de pesca pasando dulces cuando la mar es bella. El incesante vuelo de las gaviotas. Los grandes buques cargueros con sus formas raras…….Un pequeño paraíso entre el esplendor de los cultivos tropicales y la
naturaleza propia que ya se entrevé de la próxima Almería.
Y si te animas a seguir hasta el final, acabarás gozando de la playa de la joya . Eso si, es una
playa mixta textil nudista. No tienes que despelotarte , pero si vas te encontraras algunos
árboles de Navidad con más o menos bolas.

¡Que lo disfrutes! Y por favor…..no dejes TU basura para los que vengan detrás de ti. Si quieres
dejar algo, mejor, deja un comentario.

Usamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre su uso de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis.

View more
Cookies settings
OK
Privacy & Cookie policy
Privacy & Cookies policy
Cookie name Active
Save settings
Cookies settings